La importancia del control emocional del deportista

 

Desde tiempos ancestrales los estudiosos del cuerpo humano afirmaban que ningún organismo puede desarrollarse correctamente sin equilibrio y una gestión adecuada de las emociones. La ciencia ha confirmado en gran cantidad de estudios la repercusión negativa (a nivel inmunológico, hormonal, neurológico o muscular) de estados de nerviosismo, ansiedad y tensión mental. Es evidente por tanto la importancia del equilibrio para todo deportista que desee optimizar los recursos del organismo de cara a entrenamientos y competiciones.

Actualmente el grado de exigencia que los deportistas tienen es altísimo, y lejos de ser beneficioso para ellos, la elevada presión psicológica genera estragos en el rendimiento deportivo. Existen una serie de procesos fisiológicos que ocurren ante el sobreentrenamiento, el estrés o la ansiedad. Los niveles de hormonas sexuales (testosterona, estrógenos) y la hormona de crecimiento suelen descender de forma abrupta, al mismo tiempo que las concentraciones de cortisona y moléculas inflamatorias ascienden rápidamente. La consecuencia de esto es un alto grado de catabolismo muscular, lo que implica que, mientras el deportista mas ganas tiene por cumplir lo que él mismo considera su obligación, más fragmenta su propio músculo y ralentiza las ganancias deportivas. Igualmente, ante épocas de estrés, el organismo ralentiza los procesos metabólicos como autodefensay no es raro encontrar situaciones de retención de líquido y grasa abdominal resistente en atletas con elevado nerviosismo.

 

 

 

Inmersos de lleno en una época de avance científico y tecnológico, solemos olvidarnos de que el ser humano es un conjunto integral de órganos regidos y supeditados a la mente y las emociones. Por ello es crucial conocer el estado mental del atleta: equilibrar su sistema nervioso, ayudarle a conciliar el sueño y relajarse, a disfrutar del entrenamiento y del proceso de preparación deportiva, pero sobre todo, a gestionar una coherencia emocional en su vida. Todos hemos sido testigos de la reacción de muchos deportistas de nivel contrastado cuando ante la adversidad, la decepción puntual o la falta de motivación, entrenan sin alegría, sin garra, con excesivo dolor y deseando terminar pronto su trabajo. 

Sin embargo, cuando su deseo más interno de volver a recuperar el nivel perdido se reconcilia con sus circunstancias externas (familia, amigos, carrera deportiva, sponsors,etc ) y eliminan los miedos de su mente, su cuerpo comienza a responder a las órdenes de sus deseos, logrando entrenamientos satisfactorios y en consecuencia el mejor rendimiento deportivo posible, a veces incluso superando sus propios límites del pasado. Casos de deportistas que volvieron a su mejor nivel tras graves periodos de agitación, presión o miedo a las lesiones, los encontramos en todos los deportes: Ronaldo en fútbol, Martina Hingis en tenis o Michael Jordan, quien alcanzó su mejor nivel tiempo después de volver de su retirada y aceptar la dramática muerte de su padre.

 

 

Todo deportista que vive en coherencia emocional no necesita presión, porque la motivación es tan desbordante que todo empieza a rodar a la perfección. El organismo comienza a desinflamarse, se empieza a acelerar el metabolismo, la tiroides, la sensibilidad a los hidratos de carbono o expulsándose la retención de líquidos de forma frenética. La liberación de hormonas se dispara con cada sesión de preparación, al mismo tiempo que los descansos nocturnos son tan profundos que cada mañana se levanta enérgico para realizar su sesión de aeróbicos o la rutina deportiva habitual. Es ese el verdadero éxito de todo deportista:

 

Lograr que el camino a la competición se logre con esfuerzo, pero sobre todo con satisfacción y sin la necesidad de jugar todo a una carta.

 

Hemos escuchado en muchas ocasiones que el ser humano consigue sus mejores resultados bajo presión. Esta máxima puede ser atribuible a un pequeño porcentaje de nuestra especie, y aunque pueda ser cierta en situaciones muy concretas, hablamos de una ganancia a corto plazo, ya que la angustia nunca es positiva para nuestra salud, y en el caso del deportista puede ser terriblemente perjudicial. Cuando el atleta pierde el miedo al fracaso, por fin se libera de la presión y empieza a disfrutar de cada entrenamiento y cada comida, logrando definitivamente el mejor acondicionamiento deportivo posible.

 

 

Escrito por Antonio Hernández, Director Médico de Clínica P el 2016-01-25 10:07:57


VOLVER A ARTICULOS



Nuevas guías de nutrición y entrenamiento

"Mens sana in corpore sano" Consulta nuestras guías de nutrición para poder llevar una vida plena y saludable.

alimentacion

CONSEJOS DE NUTRICION

En este apartado encontrarás información sobre alimentación: dietas, recetas, información nutricional y consejos sobre la importancia de comer bien para sentirse bien.

entrenamiento

INGREDIENTES

Guía completa sobre los ingredientes principales que se utilizan en la suplementación deportiva y sus propiedades.

suplementos

CONSEJOS DE ENTRENAMIENTO

Guías sobre entrenamiento, rutinas, ejercicios, consejos y advertencias sobre el deporte en general.